Ceremonia del Té

Día: 31 de mayo de 2014
Lugar: Real Casino de Murcia. Sala Alta
Hora del primer pase: 12:00
Hora del segundo pase: 13:00
Precio: 3€ para socios del Casino.

La ceremonia del té es uno de los elementos más representativos de la cultura tradicional japonesa.

El té es una bebida procedente de China. Los japoneses lo conocieron en las misiones oficiales en aquel país entre los siglos VII y IX, llevándolo a Japón como una apreciada medicina.

La cultura del té como bebida se hace esperar hasta el siglo XII, cuando el monje budista Yosai, que había aprendido Zen Rinzai en China, volvió a Japón con diversas variedades de té y la nueva forma de tomarlo en aquella época.

En el siglo XIII, en las reuniones de los monasterios y meditaciones era común una  bebida llamada “cha” (té verde), pronto se sumarian los guerreros samuráis a esta moda.

A mediados del siglo XV cuando estalló la “guerra civil de Onin” la ciudad de Kioto quedó prácticamente destruida, motivando el nacimiento  de la cultura del té sobrio llamado “wabicha” que enfatiza el espiritualismo basado en la doctrina zen.  Posiblemente la gente que vivía en constante contacto con la muerte por la guerra y el placer de vivir a la vez, sentía la necesidad de tener bellos momentos para encontrarse con otras personas en armonía, con los objetos en un ambiente tranquilo y sencillo (llamado “wabi”(tranquilidad) y sabi” (sobriedad). Aquí cambiaron los valores ya que pensar negativamente sobre lo “efímero de la vida” y “la falta de algo o incompleto”, influenciados por la cruel guerra, la gente encontró y aprendió a apreciar una gran belleza en la austeridad de los espacios. Floreció el comercio en las ciudades de Osaka y Sakai, los ricos comerciantes iniciaron relaciones con la clase política de los poderosos samuráis, quienes por su parte utilizaron la ceremonia para desarrollar sus estrategias políticas. Sen Rikyu  ejerció los conocimientos como maestro de la ceremonia del té para los poderosos de aquel entonces, Oda Nobunaga y Toyotomi Hideyoshi, perfeccionándola como arte integral.

A finales de XVI se extendió entre las clases populares, se refinaron los estilos de las escuelas, dando lugar al “sadô” (camino del té).

En el siglo XIX se introdujo la ceremonia del té como disciplina en la educación de mujeres y adolescentes.

En la actualidad es una cultura de servir a la gente con sumo cuidado en los detalles, el lugar,  la vestimenta, los utensilios, la estación del año, todo bajo un gran sentido estético. El valor real de la ceremonia del té está en la belleza invisible del momento.

Participantes

  • Fumie Takenchi

Descripción

Contemplación de toda la ceremonia. Al término, degustación del dulce  japonés de temporada de primavera, tomar el té y regalo de la taza de té de recuerdo.