Presentación

MatsuriMurcia_LOGO_centralEl I Matsuri Murcia-Japón nace en este año 2014 como celebración de un episodio en la historia de España poco conocido, que puede parecer anecdótico e incluso peculiar hoy día, pero que supuso un punto de inflexión en las relaciones entre dos países tan distantes espacial y culturalmente.

El año dual rememora el viaje que realizó la embajada Hasekura del Japón a Europa durante la regencia de Felipe II, en el año 1614.
30 años antes del hecho anteriormente mencionado hubo un antecedente con la embajada Tenshō. Esta embajada, de camino hacia Roma, y en su tránsito por España, recaló en Murcia entre el 10 de Diciembre de 1584 y el 3 de Enero de 1585. Este será el hilo conductor de nuestro I Matsuri: la estancia de cuatro príncipes Daimyo y su séquito de acompañantes samuráis en la ciudad de Murcia.
Matsuri es el modo de nombrar en Japón a un festival de carácter lúdico y cultural. Allí se celebran durante todo el año, y la temática es muy variada. Los festivales se celebran en torno a uno o dos acontecimientos principales, en donde se realizan diversas actividades entre las que están los puestos de comida, entretenimientos y juegos de carnaval para divertir a los asistentes. Algunos se celebran en torno a templos o altares, otros en torno a flores de fuego (hanabi), y otros incluso en torno a competiciones en las que los participantes llevan atuendos deportivos.
En Japón, los festivales suelen estar patrocinados por un santuario o templo local, aunque también pueden ser seculares. Casi cada localidad tiene al menos un matsuri al final del verano o principio del otoño, normalmente relacionado con la cosecha del arroz.
En Murcia, el I Matsuri se celebrará durante 15 días de Primavera, en torno al Real Casino de Murcia, que pasará a ser la casa anfitriona y sede de Japón.
Todas las actividades que allí acontecerán seguirán un hilo narrativo simbólico acorde con el culto a la armonía propia de la cultura Japonesa:

  • El viento de la inspiración: La palabra y la imagen como origen de la creatividad.
  • El cuerpo, nuestro templo: meditación, sanación, artes marciales y culinarias japonesas.
  • El baile y los sonidos de la naturaleza.